Mejorar tu inglés de forma rápida: ¡apóyate en estos métodos!

 In Cursos de inglés

¿El verano está siendo un punto de inflexión a la hora de mejorar tu inglés? ¿Te has decidido a estudiar por fin este idioma? ¡Enhorabuena! Es una gran idea, teniendo en cuenta que el inglés es, cada día más, un factor imprescindible en cualquier currículum. De hecho, en muchas organizaciones el elemento diferenciador ya no es el dominio de este idioma… si no la inclusión de una segunda lengua extranjera.

“Cada maestrillo tiene su librillo” a la hora de aprender inglés. No hay una fórmula única, sino muchas vías diferentes para lograr el mismo fin. Sin embargo, hay sistemas que funcionan muy bien en la mayoría de los casos. ¿Quieres conocer algunos? Hace poco, precisamente, te hablábamos de consejos e ideas para aprender inglés en verano. En este artículo seguiremos la misma línea para hablarte de varios métodos útiles y prácticos para mejorar tu inglés.

Haz una lista de vocabulario… ¡con sinónimos en inglés!

Ampliar tu vocabulario en el idioma que estás aprendiendo es algo imprescindible. Para ello hay muchos métodos de estudio, pero casi todos pasan de alguna forma por elaborar una lista de palabras que irás memorizando poco a poco.

En Corelingo también te recomendamos esta práctica, pero con una ligera diferencia. En lugar de hacerte un listado de términos en inglés, y su equivalente en castellano, te proponemos que por cada término que vayas aprendiendo borres la traducción y anotes un sinónimo de esa misma palabra, pero en inglés.

Con esto conseguirás dos cosas. Por un lado ampliarás tu vocabulario, que es el propósito principal que buscas para mejorar tu inglés. Pero por otro, además, agilizarás tu mente en este idioma, ya que empezarás a relacionar unos términos con otros. ¡Algo fundamental para dominar la lengua!

No pienses tanto al hablar para mejorar tu inglés

Le pasa a casi todo el que empieza a hablar un idioma: la vergüenza, el miedo a sonar ridículo… ¡Olvídate de eso! La mayor barrera que encontrarás en el camino será la que tú te autoimpongas. Vamos a contarte un secreto que debes grabarte a fuego a la hora de aprender inglés. Una vez pasada la fase más básica de aprendizaje (cuando no tienes ni idea), enfocarte en hablar rápido en vez de en hacerlo perfecto te ayudará muchísimo a progresar.

No, no es ninguna tontería. Piénsalo bien. ¿Cuántas personas conoces que balbucean al hablar? ¿Que se detienen a pensar en cada frase durante largos segundos? ¿Qué intentan hablar a la perfección, y se frustran por no conseguirlo? Intentar hablar inglés perfectamente cuando estás aprendiendo no es el camino. ¡Lo que te interesa realmente es conseguir fluidez!

Ser más fluido al hablar te permitirá, para empezar, perderle el miedo a la vergüenza. ¡Asegurado! Y sí, aunque te pueda parecer ilógico, para lograrlo debes pensar menos… ¡y hablar más! No busques tanto la perfección gramatical, como la agilidad y la soltura. Poco a poco, unas cosas irán tirando de las otras, y tu nivel de inglés mejorará.

Grábate hablando en inglés

Seguro que este consejo ya lo habías escuchado antes. Eso es por un motivo: ¡es un gran consejo! Escucharte al hablar te permitirá detectar coletillas, formas de pronunciar y fallos que se repiten, sobre los que trabajar poco a poco.

Antes, aplicar este consejo podía ser algo tedioso, ya que implicaba tener una grabadora, ir constantemente rebobinando, etc. Pero… ¿hoy en día? ¡No podría ser más fácil! Desde tu teléfono, tablet u ordenador… solo  necesitas activar el micrófono y darle al “record”.

Desde Corelingo te recomendamos que apliques este consejo, al menos, una vez a la semana. Puedes grabarte recitando en inglés ejercicios que tengas que hacer, o un breve dictado tras haberlo redactado. O incluso fragmentos de películas, series de televisión, libros o canciones que te gusten, si buscas centrarte más en la pronunciación. ¡Lo importante es escucharte después, anotar errores y mejorar tu inglés!

Juega a traducir mentalmente al inglés

El último consejo que queremos darte hoy es el más fácil de aplicar, ya que no necesitarás tener a mano nada de nada. Además, te lo puedes plantear casi como un juego, que podrás poner en práctica cuando vayas en metro, bus… o hasta caminando por la calle. ¿En qué consiste? Es muy sencillo.

Lo que te sugerimos es que, siempre que puedas, te dediques a traducir mentalmente al inglés cualquier cosa que encuentres. En serio, cualquier cosa. Rótulos de comercios que veas al desplazarte al trabajo o tu lugar de estudio. Menús de restaurantes a la hora de almorzar. Nombres y/o etiquetas de productos si estás haciendo la compra… ¡Hasta breves conversaciones o frases que oigas en tu día a día!

Lo que lograrás con esto es, de nuevo, agilizar tu mente y pensar en inglés. Al mismo tiempo, ampliarás tu vocabulario cuando haya palabras que no conozcas y necesites consultar. Y como puedes ver, es un método sencillo para el que solo te hace falta disposición. Una forma rápida y cómoda de mejorar tu inglés.

 

¿Qué te parecen estos métodos para mejorar tu inglés? ¿Has utilizado u oído hablar de otros similares? En Corelingo hemos hablado otras veces de consejos para aprender nuevos idiomas, ¡pero siempre estamos atentos a nuevas ideas!

Por supuesto, estos métodos son perfectamente compatibles con un buen curso de inglés. De hecho, esta es la vía más rápida para ayudarte a aprender.

Si te interesa ponerte a ello a la vuelta de las vacaciones, te recomendamos echarle un ojo a nuestro curso de inglés extensivo. Se trata de un programa muy completo para que aprendas inglés de octubre a junio. Con clases reducidas, en horarios cómodos y atención personalizada. ¡Consúltanos si tienes cualquier duda!

Recommended Posts
Contacta con nosotros

Not readable? Change text.