Aprender inglés en verano: consejos e ideas para ayudarte

 In Cursos de inglés

Es uno de esos buenos propósitos que casi todo el mundo se hace a comienzos de año… y que en cuanto pasan unos meses termina relegado al olvido. ¡Junto a lo de ir al gimnasio o viajar más! Y es que… ¿quién no se ha propuesto alguna vez aprender inglés? ¡O al menos mejorarlo un poco!

El verano suele ser una de las fechas “mágicas” para intentar cumplir este propósito, y aprender inglés de una vez por todas. Como imaginarás, tiene bastante sentido. Para empezar, es una época en la que solemos tener más tiempo libre. Además, la perspectiva de un posible viaje al extranjero tiende a animarnos. Lo malo es que, al final… ¡lo terminamos dejando de lado!

En Corelingo sabemos bien que, como se suele decir, “del dicho al hecho…”. Por eso hoy queremos darte algunas ideas y consejos que te ayudarán a aprender inglés este verano. Sabemos que todo apoyo es bueno, así que aquí va nuestro granito de arena 😉

Aprende inglés viendo series de TV

El verano suele ser un buen momento para retomar las temporadas de esas series que, durante el resto del año, hemos ido abandonando porque se nos acumulaban y no había manera de seguirlas todas. La idea es ir un pasito más allá y… ¡verlas en inglés!

Hace algunas semanas te hablábamos precisamente de esto, y te sugeríamos algunas series que pueden venirte bien para aprender inglés. Por supuesto, hay muchas más opciones, por lo que te animamos simplemente a que cambies el audio de tu serie favorita y te sumerjas en el aprendizaje del idioma.

Sí… sabemos que al principio te resultará difícil, sobre todo si no tienes el oído hecho al idioma. ¡Pero no desistas! Siempre puedes ayudarte de los subtítulos, y te garantizamos que si eres constante poco a poco irás notando resultados.

Busca trabajo o prácticas en el extranjero

Es probablemente el método “por excelencia” para aprender inglés en verano. Seguro que conoces algún amigo o familiar que lo ha hecho. Hay gente que se lía la manta a la cabeza y se marcha sin nada cerrado, a buscarlo en el país de destino. Sin embargo, esto no es fácil para todos.

Un método menos arriesgado suele ser buscar opciones previamente. Para ello existen diferentes portales en los que puedes apoyarte, a través de los cuales localizarás ofertas de trabajo temporal o prácticas laborales. En algunos casos incluso puedes encontrar becas, así que anímate a echarles un ojo.

¿No te convencen estas opciones, o no encuentras nada que te interese? Sigues teniendo otra posibilidad. ¿Qué tal si realizas algún tipo de voluntariado? Podrás aprovechar para aprender inglés y, al mismo tiempo, estarás llevando a cabo una labor social y/o humanitaria.

Acude a eventos de intercambio de idiomas

Si no quieres o puedes marcharte al extranjero, pero aun así te gustaría practicar el idioma con personas nativas, no hay problema. Seguro que en tu ciudad, o donde estés de vacaciones (sobre todo si es un destino costero), encontrarás alguien con quien hablar inglés. ¡Los intercambios son una excelente forma de aprender!

La mejor forma de encontrar grupos de intercambio de idiomas es tirar de medios sociales. En Facebook, por ejemplo, localizarás rápidamente multitud de grupos locales. También puedes probar con Meetup, una plataforma especialmente enfocada a eventos en distintas ciudades.

Estos encuentros suelen tener un componente social importante. Normalmente se celebran en bares o cafeterías, y se busca que todos los asistentes se conozcan y se generen conversaciones, al menos, en pequeños grupos. Muchas veces se llevan a cabo incluso juegos para romper el hielo, y que las personas más tímidas no se queden fuera. ¡Una idea estupenda y que ayuda a muchos a aprender inglés sin salir de “casa”!

Lee y escucha música en inglés

Aprovechar las vacaciones y el tiempo libre durante el verano para leer y escuchar música es todo un clásico. Pues seguro que ya imaginas por donde vamos… ¿a que sí? Te proponemos que los próximos libros y canciones que pasen por tus manos sean en inglés. Con la música seguro que es más fácil, puesto que ya escucharás a menudo artistas extranjeros, así que solo te tocará afinar el oído un poco más.

En el caso de los libros, es menos probable que los leas habitualmente en inglés. Por eso nuestra recomendación es que empieces por algo sencillo. Un ejemplo puede ser buscar una novela que leyeras hace tiempo, y darle una segunda pasada en la lengua de Shakespeare. De ese modo habrá cosas que recuerdes, y al leerlas en inglés te resultará más fácil habituarte.

Apúntate a clases particulares para aprender inglés

¿Quieres complementar todo lo anterior con un método infalible? Entonces te recomendamos dar un pasito más y apuntarte a nuestras clases particulares de inglés. ¿Por qué este formato? Pues porque en estas clases tendrás un profesor pendiente solo de ti, enfocado totalmente en tu aprendizaje y mejora clase tras clase, y además podrás elegir entre darlas presencialmente, por teléfono o videoconferencia. ¡Libertad total!

Como imaginarás, estas clases están cien por cien enfocadas en la comunicación, por lo que aprenderás inglés de manera totalmente práctica. En el caso de que solo te interese practicar tu speaking, y no tanto otros aspectos del idioma, puedes optar por las clases de conversación en inglés.

 

¿Te animas a aprender inglés por fin este verano? Seguro que con alguna de las ideas propuestas, o incluso combinando varias de ellas, cumplirás de una vez con ese propósito que parece atascarse año tras año 😉

Recommended Posts
Contacta con nosotros

Not readable? Change text.