Cómo aprender inglés en verano en poco tiempo

 In Aprender inglés

Hay cosas que son típicas de ciertos momentos del año. Las escapadas en los puentes de otoño, visitar belenes cuando se acerca la Navidad, comerse unas buenas torrijas en Semana Santa… ¡y aprender inglés en verano! No exageramos, los meses de verano en general suelen ser los preferidos por muchas personas para estudiar inglés.

Esto suele estar influido por diversos aspectos. La cercanía de las vacaciones, la posibilidad de viajar al extranjero, hacer prácticas o voluntariado… Todo ello impulsa a muchos a aprender inglés para estar preparados. Por supuesto, suele ayudar que muchas empresas hagan jornada intensiva, lo que da más tiempo por las tardes. Y, para los estudiantes, que las clases acaben y lleguen días libres.

El año pasado quisimos darte algunos consejos e ideas para aprender inglés en verano. Estas recomendaciones te vendrán muy bien una vez que te pongas con el idioma. Pero, si quieres darle caña de verdad con ayuda profesional, ¿por dónde empezar? De eso te vamos a hablar aquí.

Aprender inglés con un curso intensivo

Los cursos de inglés intensivos son una de las mejores opciones que tienes para mejorar inglés muy rápido. Se trata de programas formativos muy equilibrados, donde se practican las cuatro destrezas del aprendizaje del inglés: comprensión auditiva y lectora, y producción oral y escrita.

Lo normal es que estos cursos se enfoquen de manera muy práctica, con ejemplos de situaciones reales y cotidianas en diversos ámbitos. Esto te permite aplicar lo que vas aprendiendo casi a diario, lo que facilita mucho la utilización del idioma de manera fluida y natural.

En el caso de Corelingo, nuestro curso de inglés intensivo te ofrece además acceso a una certificación oficial de la Universidad de Cambridge. Esto significa que te preparamos, mediante ejercicios similares a los del examen, para que puedas acreditar tu nivel de inglés B1, B2 o C1.

Este tipo de formaciones varía en cuanto al número de horas diarias y totales dependiendo de dónde la realices. Pero casi todos los cursos intensivos que se dan en verano tienen un patrón común: clases diarias, de mañana o tarde, normalmente de lunes a jueves.

Si te interesa esta opción, aquí tienes más info sobre nuestro curso de inglés intensivo con acceso a certificado oficial.

Aprender inglés con un curso super-intensivo

Si estás decidido a darle mucha, mucha caña al inglés en muy poco tiempo, quizás los cursos intensivos se te queden cortos. En ese caso, existen opciones super-intensivas que incrementan el número de horas diarias de clases de inglés. Donde un intensivo quizás te dé dos horas diarias, un super-intensivo podría llegar a las cuatro o cinco.

Como es lógico, esta opción suele ser para personas que tienen libre media jornada. De otro modo es complicado compatibilizar el estudio o trabajo con este tipo de curso. No imposible, por supuesto, sino simplemente más duro si tienes que hacer ejercicios o estudiar fuera de clase.

Por lo demás, los cursos super-intensivos de inglés mantienen la base de ser muy comunicativos y prácticos. En el nuestro, por ejemplo, trabajamos actividades como juegos de simulación, debates, presentaciones… Intentamos que el curso te ayude desde el primer día a adquirir fluidez. Y no nos olvidamos del buen uso de gramática, vocabulario, pronunciación… ¡Tanto a nivel oral como escrito!

¿Buscas una formación como esta para aprender inglés en verano? Échale un ojo a nuestro curso de inglés super-intensivo.

Aprender inglés con clases particulares

Las clases particulares de inglés son otro clásico de cara al verano. Suelen ser la opción favorita de personas que disponen de poco tiempo o tienen horarios muy complicados. Allí donde el horario fijo de un curso intensivo o super-intensivo supone una barrera, las clases particulares aportan mucha flexibilidad.

Esta flexibilidad no viene solo a la hora de elegir cuándo se recibirá la clase, sino también por la metodología. Por ejemplo, en el caso de Corelingo encontrarás que puedes tener clases particulares de inglés con nosotros tanto presenciales, como telefónicamente o por videoconferencia. ¡Esto es un plus para muchos profesionales! Directivos con agendas muy difíciles, comerciales que viajan a menudo… encuentran la opción perfecta en las clases por teléfono o Skype.

Como es lógico, este método te permite tener un profesor solo para ti, que comenzará analizando tu nivel para determinar unos objetivos acordes. Se trata de clases cien por cien comunicativas, donde te sumergirás en el inglés desde el primer minuto.

Aquí puedes ver con más detalle cómo son nuestras clases particulares de inglés, un método ideal para mejorar mucho en poco tiempo.

Otras opciones para aprender inglés en verano

Los cursos intensivos, super-intensivos y las clases particulares no son, evidentemente, las únicas posibilidades que tienes a tu alcance. Todo depende también del nivel de inglés que tengas ya. No es lo mismo empezar de cero, que saber algo o incluso defenderse bien y querer refrescar conocimientos.

Por ejemplo, para muchas personas las clases de conversación en inglés son una buena manera de practicar cuando ya se tiene cierto nivel. Aportan flexibilidad y permiten trabajar el oído, al enfrentarte a distintos acentos.

También es posible que no solo quieras aprender inglés de cara al verano, sino que además busques adquirir un conocimiento temático específico. Un ejemplo son el curso de Business English y el curso de inglés tecnológico. Con el primero refuerzas conocimientos vinculados a la empresa y los negocios, mientras que el segundo es ideal para profesionales TI como programadores, desarrolladores web, etc.

¿Te has decidido ya? ¿Tienes clara cuál es la mejor opción para aprender inglés en verano? Si no es así… ¡contáctanos y déjanos ayudarte! Te asesoraremos sobre las distintas posibilidades para que encuentres la mejor según tus objetivos y circunstancias.

Recommended Posts
Contacta con nosotros

Not readable? Change text.