Aprender inglés: recomendaciones prácticas

 In Aprender inglés

Toca decirle adiós a 2018 y planificar bien 2019. ¿Te has puesto a ello? Si hay algo que se repite por estas fechas es el tema de los nuevos propósitos. Ir al gimnasio, viajar más, pasar tiempo con amigos, reconciliarte con la lectura… Y, por supuesto, ¡aprender inglés! Darle caña al inglés es uno de esos propósitos que suelen estancarse en la lista año tras año. ¡Y es una pena!

Aprender inglés hace tiempo que dejó de ser un lujo. Requiere esfuerzo y constancia, por supuesto, pero existen muchas opciones que lo hacen más fácil que nunca.

En Corelingo queremos terminar el año dándote varias recomendaciones prácticas para aprender inglés. ¡Así podrás tachar este propósito de tu lista antes de que llegue 2020! 😉

Potencia el listening todo lo que puedas

Muchas personas dicen eso de “yo en inglés leo sin problemas, pero me cuesta entenderlo”. Quizás a ti también te pase. La educación tradicional sigue potenciando aprender inglés escribiendo, en lugar de hacerlo hablando. Y esta es la consecuencia…

Por eso desde Corelingo te recomendamos afinar el oído. ¿Cómo? Empapándote de inglés hablado todo lo posible, que además es más fácil de lo que crees. Un ejemplo muy claro es la música. Dedícale 15 minutos al día a escuchar música en inglés, poniéndote la letra por delante al principio. Así podrás ir cogiendo la pronunciación de las distintas palabras.

Otra forma de hacerlo es viendo series de televisión en inglés. Algo sencillísimo, puesto que ya la mayoría de los televisores te permiten cambiar el audio a versión original. Igual que con las letras de canciones, en este caso puedes empezar usando los subtítulos para ayudarte. Primero en castellano, luego también en inglés, y finalmente quitándolos.

¿Más ejemplos? Los podcasts en inglés son otra excelente manera de mejorar tu listening. Puedes buscar podcasts de programas de actualidad o de cualquier temática que te interese. Moda, ciencia, deportes, tecnología, negocios… Además de afinar el oído, tienen la ventaja de que podrás potenciar el vocabulario de temáticas específicas.

Practica inglés en grupos heterogéneos

Potenciar tu listening con las ideas anteriores es un reto que estamos seguros de que lograrás. Así que ahora llega el siguiente paso: añadir el speaking practicando en grupo. Para ello puedes, por ejemplo, acudir a intercambios de idiomas.

Estos eventos te aportarán algo interesantísimo: practicar con personas que hablen inglés con distintos acentos. Así enriquecerás tu oído, y poco a poco irás captando las sutilezas de cada forma de pronunciar.

La ventaja de los intercambios de idiomas es que, si están bien organizados, suelen proponer actividades y juegos para que los asistentes se conozcan. Es un buen método para romper el hielo y practicar las diferentes lenguas con equilibrio. ¡Así todo el mundo sale contento!

Declara tu propio “English Day”

Aprender un idioma requiere dedicación, como es evidente. Y también cierta planificación. Si te gusta establecer rutinas, otra recomendación es que te marques una fecha cada semana. Ese día será tu “English Day” particular, y durante el mismo deberás intentar consumir únicamente contenido en inglés.

¿Te parece difícil? En el fondo no lo es tanto. Por ejemplo, puedes elegir un sábado o domingo y comenzar el día con tu café, leyendo noticias de un medio internacional. Más adelante igual te apetece escuchar algo de música, o un podcast, por supuesto en inglés. ¿Eres de ver una serie o película a la hora de comer? Ya sabes… ¡versión original! ¿Un poco de lectura a media tarde? Ya ves por dónde vamos… ¿no? 😉

Si consumir contenido en inglés durante todo un día te resulta complicado, empieza probando con una mañana o tarde a la semana. Irás cogiendo rutina y seguramente te terminará gustando. Recuerda que el contenido lo eliges tú. ¡Mientras esté en inglés te vale!

¿Vas a salir de casa? Tampoco hay problema. En este caso te proponemos un juego: intenta traducir mentalmente al inglés todo lo que puedas. ¿Vas en metro o bus? Te encontrarás montones de carteles, avisos, periódicos gratuitos… ¿Vas caminando por la calle? Más de lo mismo… No se trata de que esas traducciones mentales estén perfectas, sino de que practiques. De que te habitúes a pensar en inglés de forma rápida. ¡Eso es lo que te dará soltura!

Apóyate en la formación para aprender inglés más rápido

Como ves, no necesitas mucho para poner en práctica estos consejos. De hecho, dependiendo de tu nivel quizás ni siquiera te haga falta dar clase. Pero si estás empezando lo ideal es que te apoyes en algo de formación para avanzar con solidez.

En Corelingo te recomendamos diferentes opciones. Por ejemplo tienes nuestro curso de inglés intensivo, que además te da la posibilidad de acceder a un certificado oficial de la Universidad de Cambridge. Si tu objetivo final es certificar tu nivel de inglés, aquí lo tienes todo.

Si prefieres ir más por libre, también tenemos clases particulares de inglés. Esta opción es perfecta si tienes poco tiempo, o si no quieres desplazarte, ya que las ofrecemos presenciales, por teléfono o videoconferencia. Son muy versátiles y flexibles.

Una tercera posibilidad son las clases de conversación en inglés. En ellas potenciamos el speaking, tratando temas de actualidad del ámbito socio-laboral. Las damos en grupos muy reducidos, equilibrados para que la conversación sea fructífera sin perder personalización.

¿Quieres más opciones? ¡Las tenemos! Desde Corelingo te podemos ofrecer cursos de inglés muy variados, e incluso adaptados por temáticas. ¡Consúltanos cualquier duda!

Recommended Posts
Contacta con nosotros

Not readable? Change text.